Compartir
  • 49
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    49
    Shares

¿Te encanta la idea de viajar en bicicleta y tienes claro que lo harás dentro de poco?

Este artículo es ideal para ti.

Y es que son muchas cosas las que debemos tener en cuenta a la hora de emprender una aventura de este tipo.

A continuación te cuenta los 6 errores más habituales en los que caemos al iniciarnos en el cicloturismo (yo la primera!!), para que los tengas en cuenta y puedas evitarlo.

¡Vamos allá!

1) Elegir una ruta inadecuada

Cada persona es un mundo, y según sus características, forma física y objetivos en el momento en que vaya a realizar el viaje en bicicleta, se tendrá que decidir por una ruta u otra.

Dependiendo del desnivel, tipo de terreno, dificultad, autosuficiencia que requiera la ruta, etc.

Para iniciarte en los viajes en bicicleta, lo ideal sería empezar por una ruta sencilla, sin mucho desnivel y sin ser técnica. Con un nivel de autosuficiencia bajo (que tenga cerca sitios donde comer y dormir), realizando pocos kilómetros al día y sin prácticamente peso.

Por ejemplo: una vía verdeen 2-3 días, realizado 40-50 kms/día.

A partir de allí ir aumentando progresivamente las etapas, los kilómetros diarios, el desnivel, la dificultad de la ruta y el grado de autosuficiencia (y con él el peso de las alforjas) hasta donde nos sintamos cómodos.

Si haces ejercicio físico o deporte de manera habitual, puedes empezar con algo más “cañero”, pero no te recomiendo realizar rutas de más de 3-4 días al inicio.

Muchas personas no tienen en cuenta todo esto y se dejan llevar por compañeros o experiencias de ensueño, para las que después no están preparados.

Y se acaban metiendo en “berenjenales” por no probar ni ser conscientes de donde están sus límites.

La solución a todo esto: no quieras empezar con algo muy “cañero” y pruébate y entrena un poco antes.

Sino sufrirás de manera innecesaria y no disfrutarás de una actividad que en realidad debería ser para sentirte pleno.

2) Llevar el material incorrecto y no ajustado a tus necesidades

No realizar una revisión previa a tu bicicleta y que se rompa a medio camino.

Llevar una talla de bicicleta que no es la tuya y que te duela la espalda a los 20 kms.

Que la bicicleta que llevas no vaya acorde con el terreno de la ruta que vas a realizar.

Que el sillín lo tengas más abajo de lo que se recomienda según tu altura…

… ¿Sigo?…

Si no sabes mucho de mecánica: deja que un especialista ponga tu bicicleta a punto antes de realizar el viaje.

E infórmate como deberías colocar el sillín, el manillar, que talla de bicicleta usar, que tipo de bicicleta llevarte en cada ruta

3) Llevar demasiado peso y cosas innecesarias

Llenarte las alforjas de “por si acasos” y arrepentirte en los primeros kilómetros.

En estos casos practicar el minimalismo es lo mejor que podemos hacer.

¡Pero cuidado!

Sin pasarnos y que después, perdidos por cualquier sitio, echemos de menos algo importante…

Para evitarte más quebraderos de cabeza, te dejo por aquí la chechlist (lista de las cosas que llevo yo en mis viajes) de material:

–> Descargar Checklist de material cicloviajero.

Aunque ten en cuenta siempre las características de la ruta (estación del año, nivel de autosuficiencia que practiques, etc.).

4) Hacer etapas demasiado largas

Como dicen en Marruecos: “La prisa mata”.

Realizar etapas muy largas, teniendo que estar todo el día corriendo para llegar a comer a X sitio o que no se nos haga de noche, etc…

Hace que no acabes de disfrutar del camino.

Por la prisa con la que vas a todas partes. Y por el cansancio físico que eso genera.

Algún día te puedes encontrar en esa situación, pero todos: para mi pierde sentido el viaje.

5) No elegir bien a tus compañeros de aventura

Que no te esperen, estéis todo el día discutiendo y sin poneros de acuerdo, no tenéis el mismo objetivo, presupuesto, nivel físico, etc…

Si no conoces a nadie que pueda acompañarte, busca en diferentes páginas webs de cicloturismo, clubs ciclistas de la zona donde vayas a realizar el viaje o incluso apuntate a un viaje guiado.

Y sino: ¡siempre puedes irte solo/a!

Pero que nunca la compañía sea un impedimento para realizar tu viaje soñado.

6) No saber mecánica básica

La inseguridad de no saber cambiar bien un pinchazo, de que se rompa la cadena o un radio de tu bicicleta en medio de la nada y no saber como actuar…

La probabilidad puede ser más o menos baja, pero siempre pueda pasar.

Lo ideal ante esto es que te formes en mecánica básica (realizando un curso, viendo vídeos en Youtube o en páginas webs), pero sobre todo: practicando.

No hay más misterio (como tantas cosas en la vida…) que dedicarle tiempo.

Te propongo una cosa

Si quieres aprender de manera práctica todas estas cosas (y mucho más!) y poder hacerlo después por tu cuenta, de forma autónoma, te propongo una cosa:

¡Vente de viaje conmigo!

Te enseño todo lo que sé gracias a mi experiencia y formación en el sector.

Sé el primero en enterarte de los viajes en bicicleta de formación y autoconocimiento que estoy organizando entrando AQUÍ, y escribiendo tu nombre y email.

–> Me interesa esto de los viajes organizados en bicicleta.

Espero que te haya servido toda esta información.

Ahora ya sabes: ¡solo te queda entrar a la acción!

Nos vemos muy pronto, un abrazo enorme!!

Sandra C.


Compartir
  • 49
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    49
    Shares
  •  
    49
    Shares
  • 49
  •  
  •  
  •  
  •