Compartir
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

Una vez que hemos elegido el tipo de bicicleta que más se adapta a nuestras necesidades, el siguiente paso es saber qué talla nos interesa elegir según nuestra anatomía. Es algo imprescindible  tener en cuenta esto, ya que nos evitará muchísimas problemas, molestias y futuras lesiones. En este artículos podemos encontrar unos consejos básicos para esta elección, aunque lo ideal sería que os hicierais un estudio biomecánico por un especialista.

Tallas de bicicleta existentes

Hace tan solo unos años las tallas venia marcada por la medida de la longitud del tubo vertical de la bicicleta. En la actualidad cada marca tiene sus propios ángulos de cuadro, por lo que cada una de ellas tiene sus propias mediciones. Para liar la cosa un poco más, hay 3 maneras diferentes de mostrar estas mediciones: en centímetros (normalmente bicis de carretera), pulgadas (bicis de montaña) o medición estándar con letras. Se puede calcular con la altura del ciclista, pero es mucho más fiable hacerlo con la medida de la entrepierna, es decir, la longitud de nuestras piernas.

Cómo calcular la medida de nuestra entrepierna

  • Nos colocaremos descalzos y con los pies apoyados en el suelo totalmente planos, con las piernas separadas entre sí unos centímetros y sin flexionar rodillas.
  • Coloca en la altura de las ingles un nivel o un libro paralelo al suelo.
  • Con la ayuda de un/a compañero/a se debe medir la distancia existente entre el suelo y el nivel o libro.
  • Para saber la medida de bicicleta que necesitamos en pulgadas, deberás multiplicar este resultado por 0,21. Si lo quieres hacer en centímetros, deberás multiplicarlo por 0,54, tal y como se muestra en la siguiente tabla.

 

Equivalencia de tallas

Teniendo en cuenta la longitud de la entrepierna, en la siguiente tabla se hace una equivalencia a los 3 tipos de tallajes que utilizan actualmente las marcas:

Esta tabla es algo orientativo, ya que también tendríamos que tener en cuenta otros aspectos como son: la longitud del torso y de los antebrazos, la envergadura de cada persona, etc.

Así como también la marca de bicicleta que elijas, el uso que le vayas a dar a la bicicleta, los gustos y la experiencia de cada persona.

 

En mujeres

Los parámetros anteriores sirven tanto para hombres como para mujeres, pero me gustaría recomendar a las chicas que si pueden elegir una bicicleta específica de mujer lo hagan. En los últimos años hay modelos 100%  pensados y diseñados para nosotras que no podemos desaprovechar. Desde mi punto de vista no es una moda, sino que anatomicamente somos muy diferentes (torso menos larga, manos más pequeñas, hombros más estrechos, pelvis más ancha, fémur más largo…) por lo que hay muchos aspectos a modificar para tener una bici totalmente adaptada a nuestras necesidades. Da mucho para hablar este tema, por lo que será tratado en un próximo artículo.   Si tienes alguna duda al respecto, estaré encantada de leerte en los comentarios. Gracias, ¡un súper abrazo!


Compartir
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares
  •  
    12
    Shares
  • 12
  •  
  •  
  •  
  •