Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Quién siendo amante de la bicicleta o de caminar no ha soñado alguna vez realizar el Camino de Santiago?

Lo realizan miles de personas cada año desde la Edad Media a la actualidad.

Y eso es por algo…

Si lo haces en bici, tienes que tener en cuenta algunas características que lo diferencian:

  1. Las etapas son más largas que las que se realizan andando.
  2. La preparación física es algo más exigente (sobre todo dependiendo de la ruta que se elija).
  3. No tienes preferencia en los albergues públicos frente a los peregrinos que van andando (si llegas antes de las 20h).
  4. Para conseguir la Compostelana, necesitas recorrer 200 kms o más antes de llegar a Santiago (frente a los 100 kms del caminante).

Cuando hablamos del Camino de Santiago parece que solo haya una única ruta.

¡Pero nada más lejos de la realidad!

Así pues, hay múltiples caminos diferentes que llegan a Santiago de Compostela y Finisterre en la Península (sin olvidarnos de los procedentes de toda Europa).

Aquí hago un breve repaso de todas de todos ellos y explico cuales son los mejores para realizar en bicicleta.

Camino Francés

Desde Sant Jean de Pied de Port (Francia) a Santiago de Compostela.

Es que más renombre tiene y el más transitado, tanto a pie como en bicicleta.

Es la mejor opción para iniciarse en los viajes en bici, ya que cuenta con un sinfín de servicios y el trazado original es ciclable prácticamente en su totalidad.

La ruta discurre por senderos, caminos y alguna parte de carreteras secundarias.

Se puede recorrer durante todo el año, pero los meses de invierno pueden ser duros ya que hay etapas de montaña.

Camino del Norte

Uno de los recorridos más preciosos del Camino que sale desde Irún, recorriendo la costa cantábrica.

En bici no siempre se puede seguir el trazado original, se transcurre en gran medida por carreteras locales y sin casi tráfico.

Eso sí: presenta más dificultades y desnivel que el francés o la vía de la plata.

Pero planificando con anterioridad las etapas puede ser una muy buena experiencia en bici.

Camino Portugués

Desde Lisboa pasando por Oporto, hay diferentes opciones: costeando por el interior.

También es una ruta muy recomendada para iniciarte en los viajes en bici, ya que es cómoda y cuanta con poco desnivel y no se precisa demasiada preparación física.

El trazado original es ciclable, pasando por senderos y pistas sin dificultad.

Se puede realizar durante todo el año, aunque lo más recomendables es hacerlo desde abril a septiembre.

La Vía de la Plata

Sevilla –> Santiago de Compostela (uniéndose en León al Camino francés).

Aunque es una de las mejores rutas del Camino para realizar en bicicleta (transcurre por senderos, pistas de tierra y gravilla, 100% ciclable), cuenta con pocos servicios y no está tan bien señalizado el recorrido.

Aconsejo evitar realizarla en los meses de verano por las elevadas temperaturas.

Camino Primitivo

Sale desde Oviedo, y según se dice, es la primera ruta de peregrinación a Santiago.

Se puede realizar como alternativo interior si vienes realizando el Camino del Norte (desde Villaviciosa).

Gran parte del Camino se puede hacer en bici, aunque hay otras partes que es aconsejable realizarlas por la carretera, debido a las dificultades del terreno y el desnivel (sobre todo en época de lluvias).

Es un Camino con gran desnivel, y se requiere preparación física previa.

Está bien señalizado y se encuentran servicios sin problemas.

Camino Sanabrés

Desde Zamora, se puede unificar si vienes de la Vía de la Plata o el Camino de Levante.

Es una ruta bastante dura para hacer en bici, sobre todo el por importante desnivel que tiene.

Y aunque se puede seguir bastante el trazado original, en algunos puntos de desnivel o si realiza lluvias, se tienen que buscar vías alternativas por carreteras secundarias.

Poco transitado, bien señalizado y con infraestructuras suficientes.

Camino Aragonés

Sale de Somport pasando por Jaca, hasta Puente de la Reina, donde se junta con el camino francés.

Con una paisajista pirenaica alucinante.

Poco transitado, señalizado, con albergues y servicios suficientes.

Evitar hacerse en los meses de invierno.

Camino Catalán

Sale desde Sant Pere de Rodes (Girona), pasando por el monasterio de Montserrat (Barcelona) para juntarse al aragonés en Santa Cilia de Jaca o en Pinar de Ebro, uniéndose con el Camino del Ebro.

Una ruta poco conocida y transitada, sin demasiada dificultad.

Señalización por mejorar y falta algo de servicios, pero igualmente merece la pena transitarla.

Camino Mozárabe

Desde Granada a Mérida, donde se junta con la vía de la Plata, pasando por Córdoba.

Transcurre en su mayoría por carriles bici, caminos y pistas de tierra, evitando carreteras con tráfico.

Ruta bien señalizada pero no cuenta con instalaciones propios del Camino, aunque sí otro tipo de alojamientos económicos.

Camino de Madrid

Empieza en Madrid, hasta juntarse en Sahagun con el francés.

Camino muy bien señalizado y albergues suficientes para los peregrinos que van por esta ruta.

Camino de Levante

Desde Valencia hasta Zamora, donde se une con la vía de la Plata, pasando por Albacete, Toledo o Ávila.

La diversidad es la gran característica que diferencia esta ruta, ya que pasa por 5 comunidades autónomas diferentes.

Bien señalizado y servicios correctos.

Ruta de Lana

De Alicante a Burgos, donde conecta con el Camino francés, pasando por Cuenca.

Ruta poco conocida y transitada. Tranquila y con un encanto especial.

Mejores épocas para hacerlas primavera y otoño.

Camino Jacobeo del Ebro

Desde el Delta del Ebro (Deltebre), pasando por Zaragoza, hasta llegar a Logroño (donde se unifica con el francés).

En muchos tramos discurre por el GR-99: El Camino Natural del Ebro.

Es una ruta fácil para realizar en bici por los escasos desniveles existentes.

La señalización está por mejorar.

No cuenta con muchos albergues de peregrinos, pero sí otros alojamientos económicos.

También se podrían incluir tramos más pequeños como Santiago – Finisterre y Muxia, el Camino de Baztan, el Camino del Salvador, el Camino Inglés, el Camino Vasco interior (o Vía Bayona)… pero los dejaremos para otro artículo.

Conclusiones

Entonces… ¿cuál es el mejor Camino para realizar en bicicleta?

Pues como todo en esta vida: ¡DEPENDE!

Depende de cuál sea tu objetivo, días que dispones para hacerlo, tu preparación física, tu experiencia en este tipo de viajes…

Aunque si estás empezando en esto de los viajes en bici te recomiendo o el francés o el portugués.

Sea la ruta que sea, te recomiendo que hagas alguna de ellas.

Con todas las que hay, seguro que más de una encaja en las opciones que buscas.

¡Aprovecha este paraíso ciclable que tenemos tan cerca de casa!

Si tras leer el artículo sigues teniendo dudas, escribe un comentario y estaré encantada de “echarte un cable”!

Abrazo!!

Sandra C.


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •